viernes, 22 de abril de 2011

¡Café, la desencantadora realidad!

Os comparto este escrito, que he recibido en mi mail privado y me parece bastante interesante, espero que os guste.


    Escrito por Hugo Robin  en: www.despertandosalud.com/

Si pudiéramos sentarnos y tratar de pensar profundamente el por qué consumimos café, básicamente llegaríamos a la conclusión de que lo hacemos por tradición, porque nuestros padres, abuelos, bisabuelos y nuestra cadena ancestral lo realizaba. Este tipo de comportamiento es el mismo que un niño realiza al tratar de imitar a sus padres o lo que cualquier adulto hace con el sentido de pertenecer al ambiente, ser parte de la sociedad.

Pero, ¿acaso este tipo de comportamiento nos lleva a obtener un beneficio físico? Probablemente sí logramos obtener un beneficio sentimental, al realizar una costumbre engendrada por seres queridos, ¿pero acaso mantener el recuerdo y el anhelo viviente de una costumbre ligada con nuestros familiares es de alguna forma un bienestar para nuestro cuerpo?
Por otro lado, probablemente nunca has logrado obtener una idea clara acerca de lo que el consumo de café representa. Sea por lo que sea, creo que es necesario que conozcas la siguiente información para que finalmente puedas tener herramientas que te ayuden a tomar la mejor decisión.

Propiedades del café
Primero lo primero. Antes de poder continuar, es necesario realizar una aclaración muy importante. En este articulo se discutirán las propiedades, beneficios, contras, consecuencias y perspectivas sobre el café, es decir, los granos de café en sí, y no la bebida común de la actualidad la cual incluye mucho más que sólo el extracto de los granos, sino también azúcar, crema, leche, endulzantes y saborizantes artificiales, aromas y/o conservadores, más que nada ingredientes que hacen ver al café como un postre. Esto sin lugar a duda es completamente otra historia y merece un espacio único.

Probablemente te impacte, pero el café no resulta ser un alimento ya que no cumple con las características necesarias para considerarse como tal. El café no posee valor nutricional, es decir, no posee calorías, vitaminas, minerales, enzimas, etc., sólo antioxidantes. Además, también contiene la tan conocida sustancia cafeína, la cual resulta ser psicoactiva y capaz de alterar las funciones cerebrales generando así cambios en el comportamiento y humor.

Beneficios del café
A lo largo de los años hemos logrado escuchar y saber mediante estudios que el consumo de café nos lleva a obtener una cantidad de beneficios. Pero curiosamente diversos estudios se contradicen entre sí. En una semana podemos escuchar de un estudio que logro encontrar beneficios del café sobre el corazón, pero la siguiente semana escuchamos de otro estudio que nos habla de cómo el consumo de café perjudica al corazón. Es difícil de poder razonar y realizar la mejor decisión cuando nos encontramos ante tal dicotomía. Sin embargo, creo que si analizamos lo bueno y lo malo del café podrás tener un panorama más consciente.

Dentro de los beneficios más sobresalientes podemos hablar de:
  • Antioxidantes.- Rico en antioxidantes que ayudan en la neutralización de radicales libres, protegiendo al cuerpo, previniendo hipertensión y envejecimiento prematuro.
  • Pérdida de peso.- ayuda a perder peso al incrementar el funcionamiento del metabolismo. Una taza de café en las mañanas puede ayudarte a darte energía y realizar mejor una rutina de ejercicio.
  • Diurético.- El contenido de cafeína ayuda a estimular a los riñones en que produzcan más orina, ayudando a eliminar toxinas del cuerpo.
  • Mejorar funciones cerebrales.- La cafeína ayuda a mejorar la forma en que el cerebro se desarrolla a lo largo del día, especialmente en la retención de datos, mejorando así el rendimiento laboral.
  • Mejora en la respiración.- la cafeína dilata y abre los pasajes respiratorios, dando como resultado un beneficio para las personas que sufren de problemas respiratorios como asma y bronquitis.
  • Incrementar estados de alerta.- La cafeína estimula al sistema nervioso, provocando así un mayor estado de alerta.

    Ahora, las quejas y efectos nocivos más comunes son los siguientes:
  • Adictivo.- no es ningún secreto saber que una vez que se le da continuidad al consumo de café es difícil dejar de hacerlo, sobre todo porque dejar de consumirlo puede producir síntomas de abstinencia como dolores de cabeza, fatiga, dificultad para concentrarse, entre otras.
  • Ganancia de peso.- la cafeína estimula la producción de hormonas del estrés (cortisol), altera los niveles de serotonina (la hormona que controla el apetito) ocasionando así un mayor apetito, especialmente por alimentos ricos en calorías.
  • Acidez estomacal.- provoca la secreción de ácidos estomacales ocasionando problemas de indigestión e inflamación.
  • Deshidratación.- si bien la cafeína estimula la orina, de igual manera provoca deshidratación del cuerpo, sobre todo cuando el consumo de este es regular.
  • Problemas cardiovasculares.- así como la cafeína estimula al sistema nervioso, tanta puede ser la estimulación que llega el punto en donde lo afecta, ocasionando arritmias cardiacas, hipertensión, aglomeramiento de la sangre, entre otras cosas.
  • Osteoporosis.- debido a los niveles de acidez del café, este ocasiona que minerales alcalinos como el calcio tengan que salir de hueso para neutralizar la acidez, ocasionando así a la larga problemas de osteoporosis.
  • Perturbación del sueño.- al momento de estimular el sistema nervioso, la producción de hormonas del estrés y provocar deshidratación, el sueño se perturbe al momento de disminuir la producción de melatonina (hormona del sueño), ondas theta y delta del sueño, entre otras cosas.

De igual forma, otros síntomas o problemas relacionados con el consumo de café resultan ser:
Infertilidad, ansiedad, deficiencia de vitaminas y minerales, insomnio, estreñimiento, aborto, defectos al nacer, depresión, fatiga crónica, y mucho más.

Lo anterior es lo que comúnmente se mencionad acerca del consumo de café. Ahora veamos lo que probablemente no sabes.

Mucho más que un círculo vicioso
Para quienes han logrado darse cuenta, el consumo de café resulta crear un circulo vicioso porque crea adicción hasta el punto de al no consumirlo nos sentimos fatigados y no logramos obtener ese impulso de energía que produce. Sin embargo esto no es lo peor del asunto. Por si no lo sabías, el consumo regular y/o excesivo de café produce lo siguiente:

  • Estrés y agotamiento de las glándulas adrenales.- El consumo regular de café causa que las glándulas adrenales se atrofien, las cuales son las encargadas de activar lo que se conoce como la respuesta de lucha o huida. Esto también significa que los niveles de energía del cuerpo se reducen radicalmente hasta el punto de sufrir crónicamente de fatiga, dependiendo de un estimulante día con día para poder realizar hasta la más mínima actividad.
  • Dominio de estrógenos.- Cuando las glándulas adrenales se agotan, el cuerpo va en busca de una hormona de remplazo, y esta resulta ser la progesterona. Una de las funciones principales de la progesterona es de mantener el balance adecuado de estrógenos. Al ser usada esta para compensar la falta de hormonas secretadas por las adrenales, se corre el riesgo de sufrir un escenario llamado dominio de estrógenos. En mi experiencia, más del 80% de las mujeres sufren precisamente de un dominio de estrógenos, lo cual resulta ser altamente dañino para la salud, generando osteoporosis, entre muchas cosas más. (Más información sobre esto en el articulo “Dominio de estrógenos”)
  • Desnutrición.- El café interfiere con la habilidad del cuerpo para utilizar ácido fólico, vitamina B6 y B12, esta última reconocida como la vitamina de la energía. El cuerpo necesita específicamente estos 3 nutrientes para lograr mantener, entre otras cosas, los niveles de homocisteína (un aminoácido) en un rango estable.
  • Problemas intestinales.- La cafeína interfiere con la absorción de magnesio, el cual es crítico para mantener y regular movimientos intestinales para lograr defecaciones saludables. Curiosamente una de las deficiencias minerales más grandes a nivel mundial son por magnesio. A su vez, el café sobre estimula al sistema digestivo ocasionando un efecto laxante temporal, ocasionando que los intestinos expulsen residuos antes de tener la oportunidad de haber sido procesados y utilizados.
  • Infartos.- Los niveles elevados de homocisteína causan un gran número de problemas de salud, dentro de los cuales resaltan los infartos cardiacos.
  • Alteración crónica.- La cafeína previene que el químico adenosina le informe al cerebro que es momento de relajarse, manteniéndose siempre en estado de alteración/alerta. ¿Acaso eres una persona que siempre se encuentra alterada? Qué manera de vivir, ¿no crees?

Sabias que…

Más del 70% del café del mundo se encuentra altamente contaminado con pesticidas y químicos tóxicos. Se estima que una sola taza de café contiene miles de químicos, muchos de los cuales resultan ser irritantes gastrointestinales y agentes cancerígenos. Además, las altas temperaturas usadas para tostar los granos de café causan que los aceites naturales se tornen rancios, generando de esta manera radicales libres y contribuyendo aun más a la lista de químicos tóxicos.

Regular Vs descafeinado
Entonces, ¿es mejor el café descafeinado?
No necesariamente. Primero que nada, recuerda que siempre, siempre hay que procurar adquirir y consumir alimentos integrales, es decir, íntegros, sin que se les haya aplicado algún tipo de adulteración. Este simple hecho nos hace ver que un café que ha sido descafeinado también ha perdido otras partes de su contenido, de su esencia.
Por otro lado, para descafeinar los granos de café, la mayoría de las empresas (sino es que todas) hacen uso de agentes químicos tóxicos, tales como el cloruro de metileno (también llamado diclorometano). Esto sólo contamina aun más al café. Se sabe que el cloruro de metileno causa nauseas, mareos, problemas de circulación y adormecimiento o cosquilleo en las extremidades, entre otras cosas.
Además, para que un café se pueda considerar descafeinado ocupa estar un mínimo de 97% libre de cafeína. La cafeína nunca es eliminada en su totalidad.

Antioxidantes
Si bien mencione que aun cuando el café no contiene nutrientes en lo absoluto, sí contiene antioxidantes. Para muchas personas este puede ser el pretexto necesario para consumir café. Sin embargo, la parte rica en antioxidantes del café proviene de la primera infusión, cuando el agua pasa por los granos. En una olla de café la primera o las primeras 2 tazas de café que se obtienen son las que contienen los beneficios, el resto de ellas son muy ácidas.

Ultimas observaciones
Algunas civilizaciones han logrado consumir café a lo largo de la historia sin obtener muchos o nada de efectos secundarios, y por lo tanto el consumo de café queda en duda en cuanto a la salud respecta. Sin embargo, dichas civilizaciones han logrado llevar a cabo características que hoy en día se saben son recomendadas para evitar desarrollar problemas de salud relacionadas con el consumo de café, tales como una hidratación adecuada, consumo de alimentos ricos en nutrientes, dormir el tiempo adecuado, etc. Además de consumir café alrededor de 2 a 3 veces por semana.
Por lo tanto, si deseas consumir café, procura que definitivamente sea orgánico, de preferencia entero (regular) o en su defecto uno descafeinado en donde se haya utilizado el proceso de agua suizo, el cual no hace uso de químicos tóxicos y elimina alrededor del 99.9% de cafeína, y de preferencia no más de 3 veces por semana, y mucho menos más de 1 taza por día.

De igual manera procura consumir un buen suplemento multivitamínico/mineral, realizar ejercicio, tomar agua proveniente de jugos frescos y agua de coco.

Ojo:
Si eres una persona con un consumo alto de café y deseas dejarlo, no lo hagas bruscamente, de lo contrario en un inicio puede resultar contraproducente. Empieza por cambiar la calidad del café a orgánico y reduciendo la cantidad. Y así poco a poco, con la ayuda de nutrientes y una hidratación adecuada podrás dejar el consumo de café sin muchos efectos nocivos.

4 comentarios:

monika dijo...

MENUDO POST SUPER INTERESANTE LA VERDAD ES QUE HACE TIEMPO QUE NO TOMO CAFE AHORA ME HAGO MIS PROPIAS TISANAS ASI SE LO QUE TOMO.UN BESO

Madame Alasnegras dijo...

Gracias por añadir este post tan interesante.
Mi intuición me decía que dejase el café (aunque yo no sentía que me hiciera daño) y después me lo prohibió la terapeuta.
Me he pasado a las infusiones y me encuentro mejor, aunque nada me parece que sustituye al sabor del café...

Anónimo dijo...

hace muchos años atrás, tomaba hasta 5 litros de café por día, luego me incliné hacía el mate, la misma cantidad, más algunas tazas de café, hoy en día tomo medio litro de mate y una taza de café por día, menos mal!
Anis

mariam taha dijo...

Ains con lo que me gusta a mi el cafe;pero verdad se que es la informacion.Gracias por compartir y ya sabes si me das permiso....Ai que ver todo contaminado.Yo estoy pensando seriamente pedirle a mi padre que me mande hasta las hojas,plantas y petalos aunque este a mas de 3000 km pero se que no llevan nada encima y alli la tierra,el agua y el aire no estan contaminadas.Me replanteo el decir que esta mal vivir en un pueblo con poco trafico,en el campo y a 50 km de una ciudad,y que a veces se quedan inmobilizados dias en el pueblo por lluvia o nieve pero no necesitan de nada de fuera.Saludos