viernes, 14 de marzo de 2014

JABÓN de LECHE de CABRA, MIEL y AVENA

Realizado con Aceite de Oliva Virgen Extra, Coco, Maíz, Ricino, Manteca de Cacao y Manteca de Karité. Vitamina E, Lecha de Cabra, Miel y Avena. Aceites Esenciales.

La avena tiene propiedades emolientes, relaja y ablanda las partes inflamadas, indicada para pieles secas debido a su efecto hidratante. La harina de avena contiene antioxidantes que ayudan a evitar el envejecimiento. Evita la deshidratación de la piel y mantiene una barrera protectora frente a las agresiones externas. Las proteínas que contiene ayudan a mantener el PH natural de la piel. Produce una acción hidratante sobre la piel, además de calmar las irritaciones en la piel. Es rica en carbohidratos, grasas proteínas, vitaminas A, B1, B2, carotenoides, boro, yodo, potasio, calcio, magnesio, fósforo, cobalto, zinc, manganeso, aluminio, sodio, hierro...además de la avenina o gramina que es un alcaloide indólico, que es el responsable de proporcionar un efecto sedante en la piel.

La Leche de Cabra es rica en proteínas, vitaminas y minerales muy beneficiosos para la piel, además de los lípidos que  humectan la piel, previniendo la resequedad y el agrietamiento. La vitamina E es de gran valor para la piel, la cual se encuentra en esta leche, además de su rica y cremosa textura que hace un jabón maravilloso. La leche al contacto con la piel proporciona de forma directa los nutrientes que se encuentran disueltos en ella. Las lipoproteínas ayudan al paso de los nutrientes y del agua a través de la membrana de las células epiteliales llevando los nutrientes y el agua dentro de las células de la propia piel, por eso se queda la piel tan suave después de usar este jabón. Contiene retinol que es un antiarrugas, ácido láctico que es un renovador celular y ayuda a tratar las líneas de expresión.

La leche de cabra en los cosméticos no actúa solamente nutriendo por su composición química, sino que acompaña e introduce los nutrientes dentro de la célula, esta virtud la hace especialmente importante en pieles dañadas y alérgicas que tienen una fisiología y un metabolismo alterados, y una capacidad de nutrición, y por lo tanto de regeneración menor. Otros ingredientes importantes son los alfa hidroxiácidos, los minerales y las vitaminas, que ayudan a la nutrición celular.

La miel es antiséptica, cicatrizante y antibacteriana. Aporta mucha suavidad a la piel y la regenera. Está especialmente indicada para pieles sensibles. Es útil para todo tipo de pieles, uno de los mejores humectantes naturales para la piel”, "gracias a su alto contenido de azúcar, previene la sequedad de la piel y la hidrata profundamente". 

2 comentarios:

monika dijo...

PRECIOSO JABON ME ENCANTA LA MIEL CON LA AVENA.
UN BESO

Mis Gaura dijo...

Gracias Monika por pasarte por mi humilde blog y comentarme.
Besos.