sábado, 10 de mayo de 2014

Jabón de Laurel tipo Alepo


El laurel es una planta que ha acompañado al hombre a lo largo de su historia. Codiciada por su agradable olor y por el sabor que es capaz de transmitir a muchos guisos, debe sus propiedades a su alta concentración en sustancias aromáticas de su valioso aceite esencial. Éste posee un valor antiséptico que ayuda a combatir muchas enfermedades cutáneas. Además es un buen regenerador cutáneo por la cantidad de minerales, manganeso, calcio, hierro, zinc, etc. que se encuentran en su composición. Todas estas propiedades puede que fueran las que hicieran a Julio Cesar elegirlo para elaborar con sus hojas sus famosas coronas triunfales y la que le dan el nombre de "nobilis"
 

Esta vez he querido hacer un jabón parecido y muy apreciado como es el de Alepo, pero un poco a mi estilo.
  
Resulta útil  para todo tipo de pieles desde sensibles hasta con problemas de psoriasis, dermatitis, acne, eczemas, etc. Brinda una suave y delicada espuma que limpia eficazmente la piel e inhibe de manera efectiva el desarrollo de las bacterias de contacto dérmico; no es irritante y por el contrario produce una sensación de suavidad. Sus propiedades son: antiséptico, antiinflamatorio, antioxidante, calmante, purificante.

Es antialérgico ya que no contiene conservantes, ni colorantes. El color se lo da el cocimiento y micronizado de las hojas del Laurel.


Lo he realizado con:
  • Oleato de Laurel hecho con Aceite de Oliva Virgen Extra donde he macerado las bayas de Laurel: las semillas de los frutos contienen gran cantidad de aceites hasta un 70%, pero mayor atención presentan las hojas por sus propiedades medicinales, debido al cineol, componente principal de la esencia. Entre las actividades terapéuticas más importantes que tiene el aceite de laurel, es que elimina los microorganismos dañinos que se puedan alojar en la superficie de la piel y en cierta forma es antiinflamatoria.
  • Aceite de coco: hace jabones duros, pero lo he puesto en una proporción muy pequeña para que no reseque la piel, sin embargo nos va a enriquecer cualquier formulación de jabón debido a sus propiedades hidratantes, antibacteriales  y a la espuma que produce.
  • Aceite de Palma sirve para elaborar también jabones duros y como es menos soluble que otros aceites, ayuda a que el jabón dure más aportando suavidad, dureza y espuma.
  • Cocimiento de hojas de Laurel en lugar de agua sola.
  • Micronizado de hoja de Laurel.
  • Aceite esencial de Laurel.

1 comentario:

monika dijo...

jabon estupendo es algo que tengo pendiente...te quedo precioso.un beso